¡Qué bien que estés aquí! Bienvenida a tu casa


Hola mamá ¡y papá! que seguro que andas por ahí también. Me encanta que hayáis llegado hasta aquí . Qué tal si le echáis un vistazo a mi manera de ver la maternidad. Luego, si todo va bien, podemos hacer algo parecido con este momento que estáis viviendo.  Mira y me cuentas, ¿vale?

 

Soy Esther. Madre, hija, esposa, amiga… No me cabe duda de que si estás aquí es porque, como yo, quieres recordar cada instante de tu maternidad con una mirada única.

Desde muy pequeña, me obsesioné con el paso del tiempo. No sé si fue aquel “Club de los Poetas Muertos” con su Carpe Diem que me pilló en plena preadolescencia o las experiencias vividas, lo cierto es que siempre quise ralentizar muchos momentos de mi vida. Detenerlos para saborearlos, que no se escurrieran tan rápido. Pararlos, revivirlos, emocionarme de nuevo.

Y lo conseguí. Gracias a la fotografía, presente en mi vida desde que nací (por muy poco no llegué al mundo en el laboratorio de mis padres, adonde mi madre ya me llevaba con días de vida).

Y sí, se puede. El tiempo puede detenerse y tú puedes vivir los momentos importantes de tu vida las veces que quieras. Tan sólo tienes que creer en la magia de la fotografía. Déjame ayudarte a conservar los recuerdos que marcarán un antes y un después en tu vida.

¿Hablamos?


 

Las Fotos de Mamá

¡Dale al PLAY y descúbrenos!