Sesiones Smash Cake. Las fotos con tarta más divertidas

Las  sesiones  Smash Cake son, duda las las fotos más divertidas que puedes sacarle a tu pequeño. Se trata de un reportaje fotografico realizado en estudio (aunque también pueden hacerse en exterior cuando el tiempo acompaña) en la que celebramos su cumpleaños, con pastel incluido… Lo normal es que sea el primer año , pero también suelen hacerse con 2 y hasta con 3 años. 

Para mí, las sesiones Smash Cake  no deben faltar en tu álbum familiar, pues estamos ante una de las edades más bonitas de nuestros hijos, con más expresiones, sonrisas y gestos propios. Además, la tarta y su interacción con ella nos aportan fotografías únicas que conservaremos para siempre.

Las sesiones Smash Cake constan de varias partes: Primero sacamos las fotos familiares. Así nos garantizamos que el bebé está pleno de energía. Luego lo preparamos para las fotos sin tarta y posteriormente, le ponemos la tarta para que juegue con ella. Opcionalmente, le preparamos un baño calentito en un set contiguo y continuamos sacando fotos divertidas y celebrando su cumpleaños con pompitas, agua y jabón.

 

Reportaje personalizado de tu Smash Cake

En Las Fotos de Mamá-Estudio nos tomamos muy en serio las sesiones Smash Cake o cumpleaños. Por eso, te lo incluimos absolutamente todo en el precio. Desde la decoración, que hacemos totalmente personalizada con las indicaciones que tú nos digas, hasta el álbum y packaging que entregamos, pasando por la tarta, el vestuario y, si lo deseas, el baño final del bebé.

Por tanto, cuando contratas con nosotros una sesión Smash Cake de tu bebé sólo deberás decirnos la temática o colores que quieres que predominen en las fotografías… Del resto, nos encargamos nosotros. Te daremos opciones de tarta, del precioso sobre de tela donde guardarás tu álbum final. Nos gusta que participes en todo el proceso, pero sin las molestias de tener que traer vestuario extra, de tener que lavar la ropa de la sesión llena de tarta, o de tener que traer tú misma el pastel, con el riesgo que eso conlleva. Todo eso, corre de nuestra cuenta y además nos aseguramos de que todo sea personalizado y pensado al milímetro.

Es importante conocer posibles intolerancias del bebé y solo en caso de celiaquía  delegamos la responsabilidad de la tarta en los papis, aunque tenemos la opción de hacer una versión reducida de Smash Cake con pastel de atrezzo.

 

Smash Bath por un poco más

Desde hace ya casi un año hemos incluido el baño en las sesiones de  Smash Cake. Es nuestra Smath Bath.  Por un poco más, llévate un buen puñado de fotografías de tu bebé dándose un baño después de la fiesta. No solo tendrás fotos  Te lo llevas limpito del todo y listo para dormir. Quedan preciosos, se lo pasan genial y tienen un recuerdo para toda la vida… ¿No te lo crees?

Contáctanos aquí y te lo cuento todo